En un mundo en el que todos las empresas ofrecen productos similares, el único factor que permite diferenciarse es el precio. Si todos vendemos vasos de vidrio, literalmente iguales, ¿dónde va a comprar nuestro cliente? En aquel lugar en el que obtenga algo diferencial, en este caso el precio. Y comprará donde sea más barato.

Eso es un mal negocio para los que venden, porque su única posibilidad de vender pasa por reducir sus ganancias, y eso es algo que no nos suena tan bien como empresarios.

Pero cuando consigues posicionarte estratégicamente como el líder de tu mercado, como el experto, el “mejor”, la percepción que se tiene de ti es que estás un escalón por encima de los demás, y por lo tanto, se acepta que si eres “mejor”, es lógico que cobres más que cualquier oro de la competencia.

Posicionarte como experto te permite cobrar lo que te mereces y eliminar a tu competencia. Sólo existe un experto en ese mercado, y eres tú.

Cuando eres el experto, dejas de batallar por ofrecer el precio más bajo y, al contrario, se ve bien que cobres más. Porque te lo mereces, lógicamente.

 

Convertirte en el experto es fundamental

Porque en un mundo en el que nadie te conoce vas a estar compitiendo contra miles de opciones en el mercado.

Porque en un mundo en el que nadie confía en ti, en el que la gente está harta de que se les hagan siempre las mismas promesas, necesitamos poder demostrarles que somos dignos de confianza.

 

Qué puedes hacer

Muchos expertos sólo tienen un canal, un medio de atraer a los clientes. Pero si tú eres capaz de utilizar varios medios (blogs, publicidad en Facebook, Adwords, Instagram, diferentes grupos de Facebook) te verán “en todas partes” y eso va a crear confianza en ti, porque de repente eres alguien importante que está en todas partes.
Y lo que vas a hacer en esas publicaciones, es hablar directamente a tu cliente ideal, a tu nicho de mercado, y le vas a entregar contenidos atractivos, que sean de su interés, que les expliquen que tienen un problema y que no son los únicos que lo tienen.

Eso crea empatía.

Ellos ven que tú los entiendes.

El hecho de que les hables como si los conocieras (y es que los conoces, porque ya los has estudiado previamente, claro) y que sepas de sus problemas, crea la conexión necesaria para que comiences a ser visto como el experto en ese mercado.

Conecta con tu cliente idealY cuando les digas que tienes una solución específica a su problema, y que los resultados pueden incluso superar a sus expectativas, entonces es cuando actúas como un imán de atracción de ventas y empiezas a cobrar lo que te mereces y la competencia se convierte en algo irrelevante.

Estos conocimientos son parte del cuarto paso para ser un Emprendedor Experto, en el que hablamos de cuáles son los pasos a seguir para convertirte en el experto de tu mercado.

 

¿Y si pudieras crear tu propio negocio siguiendo 7 pasos precisos, y que te permitiera generar más ingresos, más tiempo libre y más libertad de movimientos?

¿Te gustaría saber cómo?

Quizá te dices a ti mismo que no sabes por dónde empezar, ni tienes todavía la idea de negocio. ¿Cuál sería el primer paso? ¿Qué tengo que hacer?

Tengo todas las respuestas a esas preguntas.

Si estás dispuesto a aprender más acerca de cómo crear una empresa que te proporcione libertad financiera, de tiempo y de movimientos, y que te sitúe además como el EXPERTO en tu mercado, respetado por todos, eliminando la competencia y cobrando lo que te mereces cobrar, te invito a que visualices un pequeño vídeo de 14 minutos en el que te explico los 7 pasos que componen el sistema Emprendedor Experto.

Haz click aquí y descubre lo rápido que puedes establecer tu autoridad, aumentar tus ingresos y conseguir dejar una huella más profunda en este mundo.