Cuando un emprendedor invierte en campañas de publicidad para atraer a clientes intenta, en una gran mayoría de los casos, intentar llegar al público más amplio posible.

Aspirar a llegar a un público masivo, que podría parecer ‘lógico’, en realidad no lo es, porque genera al emprendedor una serie de problemas.

Y esos problemas son económicos: muchos gastos y pocas ventas. ¿Te suena?

El marketing masivo no funciona

Muchos emprendedores y empresarios tienen miedo de dirigirse a grupos de gente más pequeños (se les llama “nichos”) porque creen que van a dejar de ganar dinero.

En realidad es todo lo contrario.

Conseguir clientes interesados en tu producto cuesta dinero. Si creas un anuncio y quieres que lo vean 10 millones de personas, te va a costar mucho dinero, porque mostrárselo a cada uno te cuesta una cantidad. Pero de esos 10 millones, quizás sólo hay 2,000 personas que realmente sean clientes potenciales para tu producto, por lo que al intentar llegar a 10 millones realmente estás malgastando el dinero.

Es mucho más óptimo intentar anunciar tu producto sólo a los 2,000 posibles interesados.

La razón de que tu marketing no funcione es porque no estás llegando a un tipo de persona perfectamente perfilada y específica.

Marketing Masivo - Muchos gastos Pocas Ventas

¿La solución? Especializarse

Cuando te especializas, cuando concentras tus esfuerzos en llegar sólo a la gente que realmente necesita tu producto o servicio estás consiguiendo muchos beneficios:

  • Tu marketing es más efectivo y rentable
  • Cuentas mucho menos dinero que presentarse delante de todo el mundo
  • Tus servicios se pueden cobrar más caro (un especialista siempre cobra más que un generalista. Pregúntaselo a los médicos).
  • Puedes identificar y entablar conversaciones más facilmente con la audiencia que quieres contactar
  • Creas más conexión con tus prospectos, ya que hablas de sus problemas y de otras personas como ellas a las que ya has ayudado y de los resultados que han obtenido. Se identifican contigo y con tu movimiento.
  • Dejas de preocuparte por la competencia. Cuando reclamas tu nicho de mercado, consigues el estatus de experto, y dejas de batallar con el precio por conseguir a tus clientes. En tu nicho, tú eres el rey.

La especialización es la CLAVE para conectar e inspirar a tus prospectos. Cuando hablas con una persona específica con un problema específico de una solución y un resultado positivo para su problema específico, van a responder mucho más activamente.

Aplicando esta idea consigues invertir la situación y tus resultados hablan por sí mismos: pocos gastos y muchas ventas (y tu competencia preguntándose qué ha pasado…) 🙂

elimina a tu competencia

Decide a quién quieres servir

No intentes hacer de todo para todo el mundo. Define quién es tu cliente ideal y estudia sus problemas, para poder ofrecer las soluciones que realmente necesita.

Definir a tu cliente ideal es uno de los 7 pasos para convertirte en un Emprendedor Experto.

 

¿Y si pudieras crear tu propio negocio siguiendo 7 pasos precisos, y que te permitiera generar más ingresos, más tiempo libre y más libertad de movimientos?

¿Te gustaría saber cómo?

Quizá te dices a ti mismo que no sabes por dónde empezar, ni tienes todavía la idea de negocio. ¿Cuál sería el primer paso? ¿Qué tengo que hacer?

Tengo todas las respuestas a esas preguntas.

Si estás dispuesto a aprender más acerca de cómo crear una empresa que te proporcione libertad financiera, de tiempo y de movimientos, y que te sitúe además como el EXPERTO en tu mercado, respetado por todos, eliminando la competencia y cobrando lo que te mereces cobrar, te invito a que visualices un pequeño vídeo de 14 minutos en el que te explico los 7 pasos que componen el sistema Emprendedor Experto.

Haz click aquí y descubre lo rápido que puedes establecer tu autoridad, aumentar tus ingresos y conseguir dejar una huella más profunda en este mundo.